En el principio fue… Hildegard

  Abrir una temporada con “la primera música firmada por un compositor que no se llame Anónimo” – risueña pero certera acotación de Patrick Quigley, creador y director de Seraphic Fire– supone una… Sigue leyendo