Abrasadoras noches transfiguradas

Decidirse por un disco tentado por la atracción que ejerce su portada me transporta a mi adolescencia; de hecho, un glorioso Edvard Munch es el que hoy me impulsa a reincidir para revivir… Sigue leyendo