Mariusz Kwiecien, profeta en su comarca

Una edición valiosa por muchos motivos; el más obvio, brindar una recopilación de arias infrecuentes magníficamente grabadas e interpretadas por Mariusz Kwiecien en su (ya era hora) primer recital en cd. Actor cantante cracoviano de primerísimo nivel, ha tenido la astucia de programar un recital en un terreno donde está a sus anchas estilística e idiomáticamente.  En lugar de grabar las consabidas arias de Don Giovanni o el Conde Almaviva, dos de sus mejores personajes, Kwiecien se arriesga y apuesta a la ópera eslava, un territorio espinoso para otros colegas de su cuerda donde confirma su habilidad en diferenciar cada personaje como actor cantante moderno de estirpe.

Si al repertorio ruso en general – en especial su complejo Evgeny Onegin –  el barítono le ha “encontrado la vuelta” aplicándole sutilezas y colores con pinceladas de inusual cariz, sirve a Stanislaw Moniuszko (“el padre de la música polaca”) con un excelente comienzo en la merecida revalorización y popularización de su coterráneo. Príncipes, demonios, campesinos y héroes varios conforman esta rica galería donde más arias de Tchaicovsky, además de Rachmaninov, Borodin y Rimsky compiten con Dvorak y Smetana en un incesante duelo interpretativo consigo mismo.

Es en la conclusión del magistral Rey Roger de Szymanowski – el himno al sol – donde el barítono muestra su consustanciación con el personaje del que es máximo exponente actual (la Opera de Santa Fe la escenifica en su honor este verano del 2012). Enmarcado por la espléndida orquesta sinfónica de la radio polaca bajo la dirección de Lucas Borowicz, es un recital necesario y original que pone de manifiesto los rasgos mas notables de un barítono inquieto y sagaz, héroe y profeta en su medida y territorio ☼

* Slavic Heroes; Harmonia Mundi, HMW 906101

Anuncios