La estrella que ilumina lo que Nápoles legó

stella-di-napoli-CD

Respiro, fervor y panacea a la vez, el “fenómeno” Joyce DiDonato es una de las buenas cosas que pasan en nuestro convulsionado mundo. La dama en cuestión tuvo la fortuna de aparecer en el lugar exacto y en el momento exacto; el resto (99%) es una prodigiosa combinación de talento, energía y trabajo amén de simpatía, presencia y calidez que la hacen la anti-diva moderna por excelencia. Joyce reúne todas las virtudes y las aprovecha al máximo, como debe. Pocas veces una mezzosoprano de su tipo ha concitado tanta merecida atención y aplausos. Podría decirse que está hoy en Londres, mañana en Buenos Aires, pasado en China y luego en Nueva York. Solicitada, aclamada, disputada, parece arreglárselas para estar en todas partes (menos en, por ahora, Miami).

Su último compacto se llama Stella di Napoli. Y sin la menor intención de faltar el respeto debe aclararse que no es el nombre de una confitería ni de una marca de manjares aunque en realidad no está lejos lo que brinda: un exquisito surtido de “delicatessen” provenientes del mejor belcanto napolitano. Al margen, vale destacar que es un recital discográfico generoso en duración, variado en su temática y estilo que comprende tres décadas ilustrando un legado valiosísimo y sin las pretensiones de otros que intercalan oberturas o música incidental y que no interesan demasiado al comprador de un disco de arias. Obviamente, esta señora tiene mucho que cantar y no pierde el tiempo. Y eso vale otro “Brava!”.

Y la música?. Preciosa, emocionante, efervescente, escogida a la perfección; drama y tragedia alternan lo conocido con rarezas, cumpliendo la doble función (y responsabilidad) de dar tanto lustre a lo transitado como revelar joyitas ignotas. DiDonato no aburre, ni se mete en bretes o sofisticaciones traídas de los pelos, va al grano con una voz aterciopelada de timbre inmediatamente reconocible sumada a técnica asombrosa y exacto histrionismo sin trazas de amaneramientos.

Integran el CD diez arias de las que tres son estrenos discográficos mundiales. Tanto el Ove t’aggiri o barbaro de la ópera Stella di Napoli del siciliano Pacini (1796-1867) como el Lasciamise il mar sommesso… de Il Sonnambulo del toscano Carlo Valentini (1790-1853) y en especial, el fascinante L’amica ancor non torna por “otra misma” Lucía, la de Le nozze di Lammermoor del napolitano Michele Carafa (1787-1872). A estas se suma el noble Se fino al cielo… de La Vestale de Mercadante, donde otra vez, hace gala de un legato y expresividad inmaculadas.

No podía faltar ni Bellini ni Donizetti ni Rossini. El Mozart de Catania figura con Dopo l’oscuro nembo de la temprana Adelson e Salvini y Deh! Tu, bell’anima de I Capuleti e i Montecchi, con el ya clásico Romeo de la mezzo. El aria de Elisabetta al castello di Kenilworth es otra delicia con acompañamiento de glockenspiel y la justamente célebre plegaria de Maria Stuarda, el mas famoso Donizetti de DiDonato, tan deslumbrante aquí como en el escenario del Met, Covent Garden o Berlin. En cuanto a El cisne de Pesaro, el Riedi al soglio de Zelmira es un típico – y arduo – vehículo para lucimiento de la española Colbrán resuelto brillantemente por la americana. Sin embargo es otra mujer de la isla de Lesbos, no la princesa Zelmira sino la poeta Safo la encargada de concluir espléndidamente el recital con Teco dall’are pronube de Saffo de Pacini en una gran escena de catorce minutos de impecable factura.

El aporte de Ricardo Minaci es ejemplar desde todo punto de vista, como director de la orquesta y coro de la Opera de Lyon, como colaborador de la mezzosoprano e incluso en breves pero jugosas notas al programa.

Un recital excepcional en su género y que merecería una gala en el bellísimo teatro San Carlo, aunque acarrearía el peligro de presenciar e poi morire…a la inveterada usanza napolitana. Quizás los italianos que en la década del 80 invistieron a Marilyn Horne como la più grande Rossini cantante del mondo, debieran revalidar un título que tiene a otra americana como refulgente sucesora.

* STELLA DI NAPOLI, DIDONATO, MINASI, ERATO 08256 463656 2 3

 ©Sebastian Spreng

 

Anuncios