Werther reta a Juan Diego

Las penas (o desventuras, pesares, dolores, sufrimientos, cuitas, según la traducción) del joven Werther – Die Leiden des jungen Werthers – reflejan el llamado “mal del siglo” que provocó entonces una ola de suicidios nunca antes vista acrecentando la fama de la novela de Goethe para convertirse en inevitable, apetitoso sujeto de ópera. Y en Massenet halló la unión del ardor del Sturm und Drang con la delicadeza francesa. Más de cien años separan al Goethe del Massenet, ópera que ha sido llamada “El Tristan francés” por su intensidad y dificultades en el rol titular.

La lista de ilustres Werther no estaría completa sin Jean de Reszke y el gran Georges Thill que fuera paradigma del sufriente personaje. A partir de él fue abordado tanto por tenores líricos como dramáticos, llámese Albert Lance, Tito Schipa, Sergei Lemeshev y los memorables Nicolai Gedda y Alfredo Kraus que literalmente lo hizo suyo. Desde Plácido Domingo y José Carreras a Marcelo Alvarez y Roberto Alagna ninguno impactó tanto como Jonas Kaufmann que aportó un héroe abaritonado, oscuro, torturado, con tintes inequivocamente tristanescos.

Hay un nuevo contricante en el horizonte, Juan Diego Florez. El peruano esperó mas de veinte años para lanzarse a la conquista de un papel en principio demasiado pesado en lo vocal para este incomparable tenore di grazia, príncipe (o rey) entre los rossinianos. Después de la primera versión en concierto, lo cantó en Bologna y luego en Zurich donde se origina el DVD comentado. Lo cierto es que Florez canta un Werther impecable, de soberana limpidez, enraizado en el belcanto que domina. El timbre emerge luminoso asi como la melancolía del personaje. Es obvio que ama el papel constatándose, además, una evolución ejemplar en su canto. Si no llega a la profundidad heroica de Kaufmann lo compensa con una encarnación fresca, juvenil, plena de inseguridades e indecisiones propias del papel, a su fragilidad de poeta añade elegancia y naturalidad proverbial. Vale destacar que la Ópera de Zurich es el ámbito ideal donde ensayarlo, que no requiere un esfuerzo sobrehumano y peligroso a su instrumento, en ninguna instancia suena forzado. Otra inteligente elección del cantante.

A la honesta interpretación del tenor se suma la intensa Charlotte de Anna Stéphany, ascendente mezzosoprano británica que se incorpora a la liga de jóvenes estrellas actuales. Tan idiomática como su compañero, convence plenamente. Excelente el noruego Audun Iversen como Albert, otro joven barítono para seguir, así como Melissa Petit, una Sophie deliciosa y cristalina.

Mas allá del sello onírico que la invade, la sesuda puesta en escena de Tatjana Gürbaca para muchos rayará en la absurda experimentación. La idea de reducir el ámbito familiar y burgués a una suerte de cajonera gigante en la que convierte el escenario en un mínimo espacio conlleva aciertos posibilitando diversas lecturas. Todo sucede dentro de un armario, la madera, noble y resonante, es protagonista. Claustrofóbica, enervante, asfixiante como la pequeña burguesía alemana. El decorado de Klaus Grünberg es de sugestiva belleza, la acción sucede a puertas cerradas, el vestuario de Silke Willrett remonta a la década del cincuenta. En el final se abren las ventanas para mostrar la inmensidad cósmica, un cielo estrellado y la Tierra girando. Llega como un alivio para intérpretes y público. Son los toques en exceso intelectuales de la directora los que quitan poesía y sentido sin contar con poses ridículas con las que incomoda a los cantantes. Una pareja de ancianos envejeciendo juntos se instala en medio del escenario como deseo de los amantes mientras el moribundo Werther se despide de Charlotte.

La Philharmonia de Zurich responde con alto nivel a la batuta del hannoveriano Cornelis Meister quien imprime la otra cuota de requerido lirismo, sin edulcorar la partitura.

Una versión poética no sin el detalle estrafalario hoy por hoy de rigor, excelente en el renglón musical con un protagonista de garra que crece en el personaje hasta conquistarlo.

*MASSENET, WERTHER, ACCENTUS MUSICUS, DVD ACC20427

Anuncios