Dos canadienses que se las traen

Pocos nombres están sonando tanto en el ambiente lírico como los de Karina Gauvin y Marie Nicole Lemieux, dos jóvenes cantantes canadienses que definitivamente, “se las traen”. Para corroborarlo, se miden vis-à-vis en un excelente recital discográfico dedicado a dúos de Handel, con énfasis en sus oratorios londinenses y donde prueban estar comodísimas, musical y estilísticamente.

Sea en Hercules, Solomon, Theodora, Susanna o Belshazzar el contraste de color vocal es rico y provocador y el espíritu de ensemble se advierte sin esfuerzo, la obvia complicidad de las cantantes resulta francamente beneficiosa. Con la contralto Lemieux, en timbre y fervor es imposible no recordar a su ilustre predecesora Maureen Forrester; con la soprano Gavin deleita su frescura y versatilidad, es la misma que en mayo cantó unas recordadas Les Illuminations de Benjamin Britten con la NWS.

El programa es original y si siempre un “show Handel” no deja de ser un torneo tentador (recuérdese dos recientes de gran nivel: Patricia Ciofi y Joyce Didonato dirigidas Alan Curtis y más aún,  Rosemary Joshua y Sarah Connolly con Harry Bicket, tres especialistas impecables) éste no puede dejarse de lado. La calidad de las solistas y el brioso acompañamiento de Alan Curtis e Il Complesso Barocco lo ameritan☼

* HANDEL – STREAMS OF PLEASURE – Naive V 5261

Anuncios