El preciado «Cargamento Kentridge» desembarca en el Arsht Center para ART BASEL

 

The Head and the Load - Featured Performer Sipho Seroto - Photo by Stella Olivier (19)

Una de las felices “añadiduras” que trae aparejada cada edición de ART BASEL MIAMI BEACH es la posibilidad de conocer de primera mano algunas notables producciones del avant garde internacional. Por lo tanto, del primero al 3 de diciembre en el Arsht Center, Miami tendrá el privilegio de asistir a THE HEAD & THE LOAD, el espectáculo multimedia firmado por William Kentridge. Privilegio porque hasta ahora sólo se ha presentado en la Tate Gallery londinense, el Park Armory neoyorkino y en Duisburg  y asimismo halagados ante el retorno del artista sudafricano que fuera motivo de una gran exhibición en el Museum of Art and Design en la Freedom Tower en 2018.

Demás está decir que Kentridge (Johannesburg, 1955) es uno de los máximos artistas vivientes, equiparable a figuras de la talla de Gerhard Richter y Anselm Kiefer sin contar con que su intervención en otras disciplinas artísticas otorgan a su quehacer aristas tan fascinantes como multifacéticas. Vale recordar como invadió el ámbito de la ópera con sensacionales puestas en escena de La Nariz de Shostakovich, Wozzeck y Lulu de Alban Berg, La flauta mágica de Mozart y el lúgubre ciclo de canciones El viaje de invierno de Schubert, entre tantas realizaciones donde apeló a toda la gama del espectro creativo además  de un sinnúmero de otras creaciones e incluso su propia ópera: Sybil.

The Head and the Load - Dancer Julia Zenzie Burnham - Photo by Stella Olivier (2)

Originado en el proverbio de Ghana “La cabeza y la carga son problemas para el cuello”, el espectáculo pone en contacto a la audiencia con una saga practicamente ignota en otras latitudes: el papel y desempeño del pueblo africano durante la Primera Guerra Mundial. Comprometido con su tiempo y continente, Kentridge se aventura a contar la historia de los millones que sirvieron a los británicos, franceses y alemanes durante la contienda echando mano a un verdadero arsenal multidisciplinario de música, danza, proyecciones, esculturas e instalaciones para conjurar una suerte de alquimia personal de ribetes espectaculares.

THE HEAD & THE LOAD reune a Kentridge con un habitual compañero de aventuras artísticas, el compositor Philip Miller más el coreógrafo y bailarín principal Gregory Maqoma, el terceto creativo desarrolla una “ininterrumpida procesión musical” con la participación de la orquesta The Knights a la que se suman una troupe multinacional integrada por artistas de Italia, Sudáfrica y Guinea. Además de Thuthuka Sibisi, director musical e incluso co-compositor junto a Miller, debe destacarse la soprano Ann Masina que transforma el delicioso vals de Erik Satie “Je te veux” en grito de independencia, el violinista Mario Gotoh y la bailarina Julia Zenzie Burnham entre otros distinguidos miembros del equipo. 

La procesión retrata la historia del colonialismo en Africa y las aspiraciones de diferentes políticos en una trama tejida por imágenes, baile, música a la manera de un gigantesco fresco en movimiento. Hasta el dadaísmo se hace presente en máscaras, objetos y  el “Ursonate” del alemán Kurt Schwitters mientras los intérpretes cantan en inglés – una espeluznante versión coral de “God Save the King”- francés, alemán, zulu, xhosa, swazi y swahili. Kentridge asume su responsabilidad como artista testimonial dando vida a esta epopeya jugando con sus especialidades: las sombras, formaciones simétricas que superponen sobre paisajes y animaciones al carbón proyectados al son de spirituals conjugados con ritmos africanos y la música de Miller. Las sombras verdaderas con las proyectadas crean entonces un laberinto visual resultando en un estremecedor cortejo fúnebre. 

The Head and the Load - Photo by Stella Olivier (17)

La mayoria de los africanos que murieron durante esta guerra acarreaban y transportaban desde cañones y artillería a los gramófonos de oficiales pasando por taladores de árboles y navegantes de rios y mares que raramente sobrevivían las travesías. La justificación era “No son hombres porque no tienen nombre, no son soldados porque no tienen número, No se los llama, sólo se los cuenta”. Desde Namibia a Marruecos, Camerun a Tanzania, esots millones de africanos sirvieron, pelearon y sucumbieron a la violencia, hambre, enfermedades y cuando en 1918 se firmó el armisticio de Versailles no se los tuvo en cuenta, hecho reflejado en la sentencia del escritor sudafricano Solomon Plaatje “Para que su comportamiento no merezca reconocimiento, sus actos no deben ser registrados”. Asi, en un acto de literal expiación y reivindicación, Kentridge convoca a un imperdible exorcismo monumental para la antología del arte y la humanidad.

Estrenado en la Tate Gallery londinense y presentado en el Park Avenue neoyorquino, THE HEAD & THE LOAD como espectáculo requiere condiciones especialísimas para llevarse a cabo, condiciones reunidas por el escenario del Ziff Opera House del Arsht Center, el mas grande en su tipo después del Metropolitan Opera de New York, donde no sólo tendrá lugar sino donde también se sentará la audiencia concitando una experiencia única. Como consecuencia, al no utilizarse la sala, téngase en cuenta que el número de asistentes se verá drásticamente reducido en las cuatro representaciones

información

https://www.arshtcenter.org/tickets/2022-2023/arsht-center-presents/the-head-and-the-load/#tickets

o Arsht Center Box Office (305) 949-6722.

The Head and the Load - Photo by Stella Olivier (14)

FOTOGRAFIAS DE STELLA OLIVIER, CORTESIA ARSHT CENTER MIAMI

Anuncio publicitario