“Amor y Juventud”, talento joven para Mainly Mozart

Ariadne Greif en Mainly Mozart Miami Festival – foto Caroline Mariko Stucky

De amor y juventud fue el vehículo temático para que tres jóvenes músicos entregaran un programa de jerarquía en el marco del Mainly Mozart Festival. La soprano Ariadne Greif y el barítono John Moore acompañados al piano por Marina Radiushina, directora del festival, interpretaron dos importantes ciclos de canciones de compositores británicos aderezados con arias del infaltable Mozart y canciones americanas llevando a buen término un programa tan original como completo.

El ciclo Las iluminaciones de Benjamin Britten sobre poemas de Arthur Rimbaud es afortunado en Miami; fue cantado soberbiamente por Karina Gauvin con la NWS en la temporada 2011 y regresará la próxima con la misma orquesta en la voz de Tamara Wilson (la Amelia de Ballo in Maschera para FGO). Mientras tanto, Ariadne Greif estampó su impronta personal en el multifacético grupo del poeta elegido por Britten. En vez de orquesta, la versión pianística exhibió complejidades que de otro modo quedan ocultas en la textura orquestal, una partitura ardua y laberíntica espléndidamente vertida por Marina Radiushina que rivalizó en calidad con la soprano. Aquella frase que se repite y que pinta el ciclo como ninguna – “Sólo yo tengo la llave de este desfile salvaje” – sirvieron a Greif como puntales de su personalísima interpretación de un ciclo a menudo cantado por voces masculinas y que adquiere inusitados matices a cargo de sopranos.

El inevitable, siempre bienvenido “dueño del festival” llegó con John Moore – barítono recordado por su actuación como el violinista Tadeuzs en La pasajera de Weinberg para FGO – a cargo de un exquisito Abendempfindung, seguido por elocuentes Non piú andrai de Las bodas de Fígaro y la serenata de Don Giovanni. Para los dúos Bei Männer y Pa-pa-pa-pa de La flauta mágica se le unió Greif en deliciosa intervención.

No obstante, fueron las Songs of Travel de Ralf Vaughan Williams las que revelaron un cantante fuera de lo común, con dominio del  instrumento, capaz de sutiles messa di voce sumado a excelente expresividad y dicción y que tuvo su mejor momento en Let beauty awake y el famoso Whither must I Wander. Por un lado un Liederista para seguir, por otro un ciclo bellísimo que debería programarse mas a menudo y que hizo adecuado contraste con el de su compatriota Britten.

Kurt Weill, Stephen Sondheim y Cole Porter refrescaron el final a cargo de Ariadne Greif que supo encarnar histriónicamente la Saga of Jenny del berlinés americanizado, mostrar otra faceta con Loosing my Mind de Follies y el clásico de Kiss Me Kate, So in love. Los dos cantantes regresaron para un bis que unificó la música de la velada, el Lippen Schweigen de La viuda alegre con los obligados pasos de vals.

Párrafo aparte para la versatilidad de Radiushina siempre exacta en cada estilo, desde Britten y Vaughan Williams a un prístino Mozart y un envidiable, “contagioso acento” americano bien asimilado; una pianista completa de musicalidad impecable y recursos insospechados. Sólo la cruda acústica de la Granada Presbyterian Church de Coral Gables conspiró contra el resultado total, en especial para las voces, al resaltar el metal de la voz de la soprano y apagando en instancias el esmalte del barítono. Un detalle a tener en cuenta para futuras presentaciones.

El festival culmina el 25 de junio en el Adrienne Arsht Center con La novia judía, un especial con la participación de solistas, miembros de la Orquesta de Cleveland y del Miami City Ballet.

MAINLY MOZART FESTIVAL – INFORMACION

 

John Moore en Miami Mainly Mozart Festival

Anuncios