Jake por Jamie, luz esperada

En lugar de Sombras inesperadas el disco debería llevar por título Luces inesperadas, porque realmente ilumina y sorprende el flamante álbum de la mezzo Jamie Barton con el cellista Matt Haimovitz y el compositor Jake Heggie al piano interpretando una espléndida selección de sus canciones.

Quizás el mas exitoso operista americano de la actualidad, el autor de Moby Dick y la justamente célebre Dead Man Walking descolla componiendo ciclos de canciones para grandes cantantes como Frederica von Stade, su amiga y mentora, Susan Graham, Renee Fleming y Joyce DiDonato. Hoy el turno le llega a Jamie Barton, la notable joven mezzosoprano metropolitana que deslumbra con este recital a su medida donde despliega su amplia batería de recursos.

Basta con escuchar la voz a capella de Barton cantando Music – del ciclo Breaking Waves que inicia el compacto- para quedar hipnotizado con la belleza intrínseca de su instrumento y el sabio manejo del mismo. La hermana Helen Prejean, heroína de Dead Man Walking, también origina este ciclo a partir de un preso que privado de música en su celda, literalmente volvió a la vida al poder volver a escucharla. Nuevamente, Heggie se ocupa de vidas y destinos, el doloroso tránsito por vicisitudes y enfermedades, la aceptación y trascendencia y también matiza con típicos toques de humor para sobrellevarlas.

En el ciclo Of Gods and Cats, Dios es un niño rebelde que enloquece a su madre y en el grupo Statuesque, compuesto para Joyce Castle, en cinco canciones se aprecia la reacción frente a cinco estatuas, las de Pablo Picasso, Henry Moore, Alberto Giacometti, la reina Hatshepsut y la Victoria de Samotracia, ésta última sirve de magnífica conclusión en verdadero tour-de-force de la cantante.

Pero antes Iconic Legacies: First Ladies at the Smithsonian, creado para Susan Graham en 2005, es un ingenioso ciclo con textos de Gene Scheer sobre cuatro primeras damas americanas reflexionando sobre objetos, a saber, Eleanor Roosevelt y el abrigo que Marian Anderson usó en la escalinata del Lincoln Memorial para su famoso recital, Mary Todd Lincoln y el sombrero de Abraham la noche del asesinato, Jacqueline Kennedy y la tarjeta de Navidad firmada justo antes del atentado y Barbara Bush y su cruzada de alfabetismo con Los Muppets!.

Barton emplea su voz de terciopelo para encantar y asimismo divertir como una maga en el momento indicado, es una diva desatada que hace todo por convencer, y convence. La equipara el compositor al piano divirtiéndose tanto como ella mientras el cello de Heimovitz hace de las suyas.

Un excelente muestrario del arte de Jake Heggie por una de las mejores cantantes del momento.

*UNEXPECTED SHADOWS, PENTATONE PTC5186836